2 DE ABRIL: ETERNO RECUERDO PARA NUESTROS PIBES

A 38 años de la guerra recordamos a los jóvenes que fueron a las Islas Malvinas en aquel mes de abril de 1982.

Eterno recuerdo para esos chicos que fueron a dejar la vida por las Islas Malvinas. Pibes llenos de vida, de sueños, que fueron despojados de esas ilusiones para ir a luchar por la patria sin preparación alguna. Detrás de intereses personales, de una “puesta en escena”, que solo llevaría a la muerte a más de mil compatriotas. Sí, 1000, más tarde o más temprano.

Fueron dos meses y medio de guerra contra Gran Bretaña que usurpó las islas argentinas en 1833. Hubo 649 bajas argentinas y más de 500 suicidios posguerra. Ahí los más de mil. Pocos se recuperaron, pocos no fueron captados por la locura, ninguno de ellos se podrá sacar nunca de la cabeza esos días.

La deuda más grande como sociedad, es que esos pibes (hombres a la fuerza) no tuvieron contención y cobijo ya en el continente. Es más, sufrieron desprecio. “Las muertes que nos hubiéramos evitado con solo tener un trabajo en esos primeros diez años después de la guerra”, titula su capítulo el ex combatiente Marcos Augusto Giménez, en el libro “35 años después”. Trabajo, solo eso. Dignidad, para evitar los suicidios que se iban a venir. Sin dudas un mazazo para nosotros, los que los recibimos y les dimos la espalda.

En este nuevo 2 de abril, Día del Veterano y de los caídos en la guerra de Malvinas, a 38 años de la guerra, el recuerdo para todos ellos y el respeto para sus familiares. Y las Malvinas, son y serán argentinas.

Mariano Genisso

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *