ASESINARON A UN POLICÍA DE LA CIUDAD EN LAFERRERE

Dos delincuentes le dispararon en el cuello al oficial Marino Nicolás Romero, tenía 27 años, al momento del ataque estaba yendo a trabajar.

Un oficial de la Policía de la Ciudad fue asesinado este jueves a la madrugada en la localidad bonaerense de Laferrere, partido de La Matanza, en un enfrentamiento con dos ladrones que quisieron asaltarlo cuando esperaba el colectivo para ir a trabajar.

El episodio ocurrió hoy cerca de las 5 de la mañana, cuando Marino Nicolás Romero, de 27 años, esperaba en la parada de colectivo en el cruce de las calles Oliveri y Da Vinci para dirigirse a su trabajo como parte del departamento de Protección Barrial de la Villa 31 de la fuerza porteña.

En ese momento, dos delincuentes armados lo sorprendieron e intentaron asaltarlo, según confirmaron fuentes policiales a Infobae, a lo que el oficial reaccionó con disparos. Los ladrones, uno de los cuales cayó muerto en el lugar y el otro logró escapar, también dispararon hacia el agente, que recibió dos impactos de bala en el cuello y el abdomen por los que debió ser trasladado de urgencia al hospital Simplemente Evita, donde finalmente falleció algunas horas después luego de que personal de la Comisaría 2° de González Catán de la Policía Bonaerense llegara a la escena y lo encontrara junto a su pistola Bersa, con el delincuente ya muerto con un tiro en el glúteo a pocos metros.

CONURBANO OESTE: TRES JÓVENES ASESINADOS EL PRIMER DÍA DEL AÑO

Romero, que estaba en pareja y era padre de un nene de 4 años, era oriundo de Corrientes y antes de pasar a la Policía de la Ciudad había ingresado en 2015 en la Policía Federal Argentina. En sus redes sociales, Romero compartía con frecuencia fotos uniformado junto a sus compañeros y en familia junto a su mujer y su hijo. “Si tengo que luchar que así sea, después de cada lucha viene la victoria”, escribió en su última publicación este lunes.

Rivas, que se desempañaba como numerario en el traslado de detenidos en el Juzgado de Garantías 5 de La Matanza, también intentó repeler el ataque con su arma reglamentaria y en medio de la balacera contra los delincuentes, recibió cuatro impactos de bala, de los cuales tres ingresaron en la zona del tórax y el restante en una de sus piernas. La investigación del caso quedó en manos del fiscal Federico Medone, de la UFI Temática de Homicidios La Matanza.

Deja una respuesta