RECLAMAN QUE EL GOBIERNO NO DESGUACE AL DESTRUCTOR ARA SANTÍSIMA TRINIDAD POR SER UN EMBLEMA QUE LUCHÓ EN LAS ISLAS MALVINAS

Desde la agrupación Social 21, La Tendencia se sumaron a otros sectores para reclamar la decisión del Ministro de Defensa y reclaman que se realice un buque museo para mantener la historia.

La decisión que tomó la cartera de Defensa, con el aval del Gobierno Nacional, de declarar en desuso al destructor ARA Santísima Trinidad y por lo cual su desguace para venderlo como chatarra, causó mucho revuelo en varios sectores. Esto se produjo el 17 de diciembre pasado, mediante la publicación en el Boletín Oficial del Decreto 1017/20, en la que Alberto Fernández, en su carácter de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, dispuso la venta definitiva de la nave desde cuyas cubiertas se ordenó el desembarco en Puerto Argentino el 2 de abril de 1982, lo que dio origen a la guerra por las Islas Malvinas con Gran Bretaña.

Esa decisión sigue causando polémica y siendo criticada por muchos sectores, entre ellos la agrupación Social 21, La Tendencia que realizarán una movilización al Ministerio de Defensa que tiene a Agustín Rossi en su cargo para reclamar por dicha medida: “Exigimos al gobierno que la refaccione y se transforme en un buque museo para que los argentinos vean lo que ocurrió en Malvinas”, explicó Juan Manuel Piccolo, uno de los integrantes de la misma.

Este destructor misilístico de la clase Tipo 42 pasó por los distintos momentos. En 2004 bajo la presidencia de Néstor Kirchner el buque fue definitivamente dado de baja como unidad militar y se dispuso que fuera afectado a la conformación de un museo temático sobre la guerra de Malvinas que sería emplazado en el puerto de Rosario. La idea rápidamente generó adhesiones pero también un sordo rechazo de las autoridades comunales de la ciudad santafesina, que no veían con agrado la presencia de un buque militar en el puerto local.

En medio de las gestiones, en enero de 2014, producto de la falta de atención por parte de quienes lo tenían a su cargo, el Santísima Trinidad se hundió estando amarrado a uno de los muelles de la base naval de Puerto Belgrano “La fragata misilítica ARA Santísima Trinidad, fue construida en Argentina, tenía la misma tecnología y el mismo nivel de complejidad que las construidas en Inglaterra. Por esa razón, fue la nave insignia y que encabezó la recuperación de Malvinas en 1982. La embarcación entró en un deterioro completo, estuvo semihundida y luego se reflotó”, relató explicando la situación Piccolo.

“Esta fragata es un emblema, si los desguazan como chatarra nos privan de tener una embarcación de gran poder bélico y de tener un símbolo como esa fragata”, reafirmó el integrante de Social 21, quienes se suman a los miles de reclamos de parte de los sectores militares que están en contrato de esta medida y piden que se realice algo por reconstruir la historia del ARA Santísima Trinidad.

Deja una respuesta