LA POLICÍA EXPLICÓ LOS MOTIVOS DE LA MUERTE DEL FEMICIDA DE MARCOS PAZ

Carlos Soruco Fernández había pedido la asistencia médica en la mañana del sábado al manifestarse “descompuesto”. Horas más tarde, fue hallado sin vida en el calabozo por el personal policial.

El femicida de Vanesa Carreño falleció en las últimas horas en su celda en donde se encontraba detenido por el crimen. Allí en la localidad bonaerense de Mercedes, Carlos Soruco Fernández, “estaba inmóvil, en posición de cúbito dorsal (boca arriba) sobre su camastro” y sin presentar “signos de violencia”

El relevamiento médico realizado por el doctor Daniel Vargas explicó que al momento de acudir al calabozo de Soruco, el hombre ya se encontraba sin signos de vida, luego de que el detenido hubiera pedido esta mañana la asistencia médica, al afirmar que se sentía “descompuesto”. Se hará un peritaje científico al lugar por orden de la UFI 3 de Mercedes, que también exigió que se le practique una autopsia al cadáver de Soruco Fernández.

El acusado de matar a puñaladas a su expareja delante de sus hijos, de tres y cinco años, estaba detenido desde las primeras horas de la tarde de este sábado y se encontraba aislado, solo en el calabozo. El fiscal Pedro Illanes, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Mercedes, quien le imputó el delito de “femicidio agravado por el vínculo y por ser cometido mediando violencia de género”, iba a ser quien indaga al acusado este domingo.

El femicida pudo haber ingerido veneno para ratas, momentos previos a su detención y captura por parte de unos vecinos de la localidad de Mariano Acosta, quienes lo encontraron tirado en un basural aparentemente “borracho o drogado”. Los vecinos fueron quienes alertaron al 911, de la presencia del femicida, quien fue reconocido gracias a las imágenes difundidas por Crónica HD.

“El exmarido le traía zapatillas a los nenes de 5 y 3 años y la apuñaló, los niños presenciaron ese momento horrible viendo cómo mataban a su mamá”, publicaron en redes sociales conocidos de la víctima. Los vecinos de Vanesa fueron quienes escucharon los gritos de la víctima y llamaron a la policía, quien finalmente comprobó el asesinato de la mujer. Según los peritos, la mujer presentaba 13 cuchilladas que le provocaron la muerte, esparcidas en la espalda, tórax y abdomen.

Deja una respuesta