AGUSTINA UNZAGA, UNA HISTORIA DE SACRIFICIO Y SUEÑOS

Dialogamos con Agustina Unzaga, jugadora de Deportivo Merlo. Sus inicios, historia de vida y el fútbol femenino, fueron los principales temas.

El fútbol masculino de ascenso en Argentina cuenta con diferentes historias de vida, algo que no es diferente en las categorías más bajas de la disciplina femenina. Sector Prensa entrevistó a Agustina Unzaga (21 años), jugadora de Deportivo Merlo (juega de delantera por derecha), quien nos contó acerca de su historia, la infancia junto a su madre y hermanos, su visión sobre el deporte y demás.

SP: – ¿Hace cuánto que te dedicas al fútbol? ¿Cómo fueron tus comienzos?

AU: – Comencé cuando tenía 9 años. Dedicarme profesionalmente, hace 6 años, cuando empezó la actividad en Deportivo Merlo.

– ¿Sos de la zona?

– Soy de Ferrari, Merlo.

– ¿A qué te dedicas fuera del fútbol?

– Trabajo de niñera, de lunes a viernes.

– ¿Siempre recibiste apoyo en tu decisión de jugar al fútbol?

– Si, mi mamá es la que siempre estuvo y me apoyó para que siga todo lo que me propongo. Y no quiero bajar los brazos hasta poder darle todo lo que ella me dio a mí.

– ¿En algún momento ella te hizo elegir otro deporte?

– No. Ella fue la que me llevó a probarme.

– ¿Te fue a ver a entrenamientos o partidos?

– Nunca quise que me vaya a ver en los partidos, porque me ponía nerviosa, una sola vez fue. Pero cuando empecé, si me acompañaba a los entrenamientos.

– ¿Cuál es tu motivación al salir a la cancha?

– Salir a ganar, porque todo es sacrificio, y el esfuerzo en cada entrenamiento. Por mi mamá, que siempre está ahí. Como digo siempre, no es grande aquel que nunca falla, sino aquel que nunca se da por vencido.

– ¿Tenés referentes en el fútbol?

– Si, Alex Morgan.

– ¿Cómo fue tu infancia?

– Yo me crie sólo con mi mamá, porque mi papá no se hizo cargo de mí y mis hermanos. Gracias a Dios, y mi mamá, nunca sentí su ausencia.

– ¿Fue una situación compleja?

– La verdad que no, porque ella hizo siempre todo para que tanto mis hermanos, como yo, estemos bien. Estoy agradecida a la vida por la madre que me tocó, una guerrera de la vida es.

– ¿Cuántos hermanos tenés?

– Tres, son varones.

– ¿Qué significa tu mamá para vos?

– Es la que me da fuerza día a día, la que siempre está. Sin ella no sigo, es mi motor en la vida.

– ¿Hasta dónde te gustaría llegar con el fútbol?

– Me gustaría poder ascender y ser una jugadora profesional, es mi sueño.

– ¿Soñás con jugar en el exterior?

– Si, es mi sueño más grande, y sé que se me va a cumplir.

– ¿Cómo ves hoy al fútbol femenino? ¿Es profesional o semiprofesional?

– Con más compromiso, está creciendo cada vez más, y le están dando la misma importancia que al fútbol masculino. Para mí, es profesional.

– ¿Cuál es el gol que más recuerdes?

– Contra Camioneros, en 2018. Me tiraron un buscapié y le pegué de primera.

– ¿Estuviste un tiempo fuera de Deportivo Merlo?

– Si, pero vi a las pibas jugar y me dieron ganas de volver. Cuando volví, tenía que arrancar de cero, todo de nuevo.

– ¿Por qué te habías ido?

– Porque no nos daban la importancia que nos dan ahora, también porque no tenía la plata para pagar las cuotas por mes.

– ¿Esta dirigencia las toma en serio?

– Si, ahora tenemos casi todo lo que necesitamos. A comparación de cuando arrancó el Depo Femenino, está mucho mejor ahora.

– ¿Cómo te definis personalmente?

– Un personaje, por así decirlo. Por más que esté todo mal o me vaya mal, siempre estoy con una sonrisa y muestro simpatía, es lo que me hace fuerte.

Por: Ezequiel Olivera 

Deja una respuesta