JOVEN AGONIZA TRAS SER BALEADO A LA SALIDA DE UNA FIESTA

El suceso ocurrió en Rafael Castillo. En principio se creyó que la víctima sufrió un accidente de tránsito, pero la investigación arrojó datos sorprendentes.

Un remisero, de 24 años, se encuentra internado en muy grave estado luego de haber sido herido de bala en cabeza tras salir de una fiesta, en un confuso episodio que se registró este viernes en el oeste del conurbano bonaerense. En un comienzo se creyó que el trabajador había sufrido un accidente de tránsito, porque los efectivos policiales lo encontraron dentro de su automóvil, el cual estaba chocado contra un poste de alumbrado. Pesquisas intentan determinar si el joven fue agredido con fines de robo o bien por otros motivos.

Voceros de la Justicia revelaron a cronica.com.ar que la víctima fue identificada como Gonzalo René León, de 24 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, en la noche de la víspera, el muchacho apareció herido en el interior de un Toyota Corolla blanco, dominio LZE 324, que se hallaba incrustado en un poste de alumbrado público, situado en el cruce de Coronel Bogado y Albarellos, en la localidad de Rafael Castillo.

Trascendió que León tuvo que ser trasladado, de urgencia y a bordo de una ambulancia, al Hospital Diego Paroissien, donde los médicos del centro asistencial comprobaron que, en realidad, el caso no era un accidente de tránsito, ya que el chofer presentaba un certero impacto de arma de fuego en la región craneana y, por tal motivo, lo sometieron a una operación.

LA MATANZA: DETUVIERON A UN ABUELO POR ASESINAR A SU NIETO

León, actualmente, se encuentra internado con pronóstico reservado en dicho nosocomio. Hasta el momento se desconoce si el chofer del rodado de alquiler fue baleado por asaltantes o bien durante una disputa callejera. Miembros de la comisaría de Los Pinos, en cuya jurisdicción sucedió el ilícito, realizan diferentes procedimientos en la zona para averiguar lo ocurrido.

Al respecto, los integrantes de la seccional dialogaron con la pareja de la víctima, de 27 años, quien señaló que su concubino, tras participar de una fiesta, salió de su vivienda, en ese mismo distrito, a las 23 del viernes, para desempeñarse como remisero mediante la utilización de una famosa aplicación de WhatsApp.

Intervino en la causa, que preventivamente fue caratulada “Averiguación de ilícito”, el fiscal Juan Marcelo Diomede.

Fuente: Crónica