Conextube: Una empresa de Loma Hermosa que apuesta a lo nacional

Desde 1979 Conextube, ubicada en Loma Hermosa, partido de Tres de Febrero, se especializa en el diseño, desarrollo y fabricación de productos para instalaciones eléctricas.

El gerente comercial Mario Pistone y el gerente general Ariel Gomes, de Conextube contaron las principales características de la empresa, su historia y analizan el contexto a nivel país.

¿Cuáles  son las principales actividades en las que se especializa la empresa?

Somos una empresa argentina, de capital y mano de obra nacional, nacida en 1979 y especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de productos para instalaciones eléctricas, con especial foco en la calidad y seguridad de personas e instalaciones.

Los caracteriza ser una empresa Argentina con mano de obra nacional nacida en 1979,  ¿qué destacaría de estos años?

Conextube en un baluarte del sector, manteniendo 3 grandes cualidades que siempre distinguieron nuestra empresa: calidad, seguridad y prestigio.

Hoy contamos con cobertura nacional e internacional a través de una amplia red de distribuidores y representantes, con presencia permanente en el Mercosur y en varios países del resto del mundo.

Tenemos una necesidad permanente de seguir fabricando y diseñando nuevos productos y soluciones, necesidad de seguir creciendo. Nuestra meta es convertirnos en una empresa referente argentina, en la industria Nacional, e innovar tecnológicamente para continuar creando empleo cada vez de mejor calidad.

¿Qué momentos destacaría como los más importantes para ustedes y cuales como los más difíciles, teniendo en cuenta las distintas etapas por las que fue pasando nuestro país?

Los inicios fueron claves, la empresa comenzó a llevar la marca y sus productos a recorrer cada camino de la Argentina y posteriormente a expandirse por todo el continente.

Los dueños de la empresa partieron desde cero, con muy escasos recursos, todo se hacía a “pulmón”.

El nombre de la empresa se le ocurrió a la madre de los dueños y sin lugar a dudas marcó un camino…

Siempre apostaron en grande, primero, fabricando conectores para tubos patentados por su padre (de allí proviene el nombre propuesto por su madre); y luego, ampliando su línea de productos acorde a las necesidades y pedidos de los clientes.

En este proceso, la innovación y la vanguardia fueron conceptos claves para el desarrollo de la compañía.

Al papá de los directivos, como buen profesional electricista, le gustaban las cosas bien hechas. Había elementos que en Argentina no existían, como por ejemplo los conectores. Fue así como se comenzó a fabricar los conectores para satisfacer la demanda en las obras eléctricas que dirigía su padre. Un día vieron que había muchas piezas en el taller y pensaron en salir a venderlas. Tomaron una valija y su auto viejo y salieron a recorrer la Argentina en busca de clientes.

Desde sus inicios, el eje central estuvo marcado por la impronta comercial y la experiencia técnica. La vida de una empresa es como la de un ser humano que va pasando por varias etapas: nacimiento, niñez, adolescencia, adultez. En cada una de ellas te vas formando, subiendo escalones se consolida la estructura y la impronta de la compañía.

Los fundadores siempre estuvieron muy abiertos a los cambios que se iban produciendo en el país. De repente, aparecieron las estaciones de GNC, y comenzaron a fabricar productos antiexplosivos. Lo mismo ocurrió con la privatización de las compañías eléctricas, que dieron un importante giro en sus tecnologías. De esta manera, la empresa se fue aggiornando. También los fundadores realizaron varios viajes al exterior, específicamente a Europa asistiendo a exposiciones para ver cuáles eran las últimas tendencias y qué productos podían incorporar y desarrollar en el mercado nacional. En uno de esos viajes se les ocurrió la idea de incorporar productos termoplásticos”.

La clave del crecimiento fue encontrar en cada crisis, realmente una oportunidad. Creer en el país a pesar de todo. Ese sentimiento y orgullo de ser una empresa argentina fue el motor para no caerse en cada crisis que enfrentamos.

En la actualidad produce productos eléctricos para viviendas e industrias, interruptores, caños, tableros. ¿Cuánta gente ocupa?

Alrededor de 160 personas. Actualmente proveemos productos y soluciones a mas de 1000 distribuidores en todo el país, de la cual en su mayoría son fabricados en nuestra planta y con los mas altos stándares de calidad. Todos nuestros productos están homologados y certificados por todas las compañías eléctricas del país, esto lo podemos lograr gracias a la gran profesionalización que nuestra empresa fue implementando, con un crecimiento hasta en las peores épocas como por ejemplo durante la Pandemia, manteniendo la dotación y luego Post-Pandemia aumentando la dotación en mas de 50 nuevos puestos de trabajo. En su mayoría estas incorporaciones en puestos de ingeniería y producción, recursos con un conocimiento técnico y especifico que sigue elevando el perfil de nuestro Staff día a día. Hoy estamos completando un total de alrededor de 160 empleados en forma directa, y muchos mas indirectamente relacionado con servicios y acciones relacionadas para que nuestros productos continúen llegando a cada Punto de Venta de Argentina y el mundo.

¿Con cuántas empresas compiten?  Hay mucha presencia de oferta importada?. Es difícil competir con esos productos (chinos/brasileños, otros)

Dada la gran variedad de productos y mercados que atiende actualmente la empresa, hace que su matriz de competencia sea amplia y compleja, tenemos una matriz de competencia con más de 20 diferentes empresas, Nacionales e internacionales, donde muchas de esas empresas fabrican sólo una o algunas líneas de la oferta que ofrece Conextube.

Existen varias empresas que venden productos para similares usos en instalaciones eléctricas, generando muchas opciones diferentes, y hasta incluso otro rango de empresas con productos que han sido diseñados por Conextube y replicado.

De la misma forma y a veces en condiciones muy complejas competimos con empresas multinacionales que funcionan prácticamente importadoras puras, con muy poca o casi nula estructura y personal, generando situaciones de disparidad ante la competitividad y relaciones Precio-Calidad.

En el exterior la cosas se hace aún más difícil, dado que varios países alrededor del mundo nos llevan una delantera importante en cuanto a tecnologías de fabricación más avanzadas; pero sobre todo porque la mayoría de los países que exportamos no conocen prácticamente los diferentes momentos y escenarios económicos, situación inflacionaria Argentina y la competitividad de las diferentes monedas.

Realizan una tarea de capacitación y talleres gratuitos para la comunidad educativa, ¿que nos puede contar y detallar al respecto?

En nuestra empresa la Capacitación es uno de los principales ejes y actividades, tenemos un área especifica destinada a estas acciones, con personal altamente capacitado no solo en nuestros productos, sino también en relación a normativas Nacionales e internacionales, y reglamentaciones que rigen la utilización e instalaciones de materiales y productos eléctricos. Participamos activamente en Centros de Formación Profesional en todo el país (CFP) cámaras industriales locales, provinciales y nacionales, consejos de profesionales de áreas relacionadas a la Energía y Distribución eléctrica.

¿Cómo vivieron la pandemia, la etapa más dura, como los afectó?

Desde hace muchos años debemos sortear los diferentes vaivenes de la economía del país, sumado a los propios del crecimiento de la empresa. Hemos trabajado en generar relaciones estratégicas tanto con los clientes como los proveedores y nuestro personal.

La etapa de profesionalización encarada en la empresa desde el 2014, nos permitió plantearnos metas de crecimiento ambiciosos, como también estar preparados para las contingencias económicas del país.

Aunque no estábamos preparados, como nadie en el mundo para una Pandemia, el trabajo que veníamos realizando en cuanto a profesionalización nos ayudó a transitar los momentos más críticos que se dieron en el cierre obligado de la empresa por más de 45 días (a fines de marzo del año 2020). Fueron momentos de gran incertidumbre tanto financieras, económicas, pero sobre todo emocional ya que jamás la empresa había tenido que cerrar sus puertas por primera vez en sus más de 40 años de vida.

Necesariamente debimos tomar medidas de contingencias, donde el manejo financiero y de costos en forma estratégico profesional fue imprescindible tanto en esos momentos de cierre obligado como en la recuperación de la empresa, teniendo en cuenta que se nos cortaron los ingresos por ventas abruptamente ($0 de ingresos por más de 60 días).

La apertura de la empresa se fue realizando en forma gradual tanto para priorizar la salud de todos como la propia salud económica de la empresa, teniendo en cuenta nuestra situación de proveedor critico para varias industrias durante la pandemia, se logro encuadrar en los permisos que se requerían para comenzar a operar como empresa Esencial. Por supuesto que con una gran cautela en cuanto a lo financiero ya que esa situación no podía afectar económicamente el bienestar de la empresa.

Debido a estas circunstancias de la pandemia, se estuvo operando por otros 45 días más (total 90 días) con algo menos del 50% del plantel habitual, el cual por ser personal productivo no tenían posibilidad de trabajar “Home Office” como si lo hicieron el resto del Staff Administrativo, financiero, ventas y Gerencias.

Es en estos momentos en donde se pone a prueba el Liderazgo, la Creatividad y la Colaboración del personal. Así fue que tomamos diferentes medidas en la planta para poder producir al máximo posible con menores recursos a medida que el mercado volvía a ser demandante.

A medida que más producíamos, la demanda aumentaba fuertemente, en especial porque otras empresas lamentablemente no podían hacer frente de la misma manera que nosotros.

De esta forma y con la agilidad y el entrenamiento que ya habíamos adquirido junto al equipo directivo por la misma pandemia, retomamos los planes de crecimiento y productividad que veníamos elaborando desde hace años y le dimos un impulso inesperado, como si la pandemia nos activó todas las alarmas, pero lejos de quedarnos quietos y temerosos, decidimos pasar a un nuevo nivel en la empresa.

Encaramos entonces en forma decidida la Transformación Digital de todas las áreas tales como Comercial, Administrativas y Logísticas. Comenzamos a implementar los conceptos de Industria 4.0 en la fábrica. A su vez activamos y aceleramos el Start-Up de la nueva Planta de Buen Ayre, un gran espacio de mas de 45000m2 destinado a la Fabricación y Distribución, con conceptos modernos, de nivel internacional en cuanto a producción y distribución, buscando ser una empresa pionera y modelo en nuestro mercado.

Por último, ¿cómo ve la situación actual del país y de cara al futuro con los cambios recientes, tienen esperanzas que pueda mejorar el panorama?

Siempre hay esperanzas en que las situaciones mejoren, consideramos que los 4 Ejes de trabajo deben ser: orden fiscal, sostener el superávit comercial, fortalecimiento de las reservas y desarrollo con inclusión social planteados por el ministro Massa son adecuados para el contexto actual.  Seguramente lo mismo haríamos en nuestras empresas o familias; por supuesto con muchas menos herramientas que las que puede disponer el Estado, pero sin dejar de pensar en el bienestar y resguardo, pero con una visión de crecimiento obligada.

O sea, está bien revisar y priorizar gastos, buscar oportunidades para obtener mayores ingresos de dinero del que sale, tener una reserva por cualquier tema eventual y focalizarnos y priorizar en aquellas acciones para que las personas estemos mejor, sino no tendría ningún sentido.

El ministro Massa recalcó varias veces la palabra orden para estabilizar las principales variables económicas. Lo cual claramente expone que están desordenadas, por llamarla de alguna manera.

Para lograr orden es fundamental la coordinación de las principales áreas económicas.

Entre las problemáticas que tenemos actualmente las Pymes en Argentina, está la imposibilidad de compra de materias primas que no se fabrican en el país como por ejemplo en nuestra industria los diferentes plásticos como ABS o el POLICARBONATO debido a las Restricciones del Banco Central (BCRA). Por un lado, hacemos un esfuerzo muy grande para poder generar empleo, buscamos crecer y sobre todo exportar más, pero por el otro lado este desabastecimiento nos posicionad en sentido contrario.

Estaría de acuerdo en frenar el ingreso de ciertos productos terminados que pueden fabricarse en el país, favoreciendo aún más la industria nacional, pero no se puede ir en ese camino cuando se bloquean los ingresos de lo fundamental para fabricar que son las Materias Primas.

El éxito de la nueva Gestión dependerá del grado en que las medidas logren mejorar la vida diaria de todas las personas y para eso se necesita mucho consenso, coherencia práctica y por sobre todas las cosas dar previsibilidad y construir confianza, sin la cual cualquier intento de mejora será estéril.

Considero que una de las metas prioritarias debería ser: Bajar inflación y hacer crecer la inversión y el empleo privado.

Fuente: NotiGBA