viernes, febrero 23, 2024
CulturaMás destacadasPolítica

«El gobierno miente, los institutos de cultura se autofinancian»

Una de las integrantes de Actrices Argentinas, Mirta Israel, desmintió que el Estado financie la cultura. Además, se refirió a su exposición por la Ley Ómnibus y dijo que «no te escuchan mucho».

El sector de la cultura sigue respondiendo a las críticas por parte del gobierno, que asegura que el Estado los financia. En ese marco, Mirta Israel, integrante de Actrices Argentinas, dijo que «el gobierno miente, los institutos de cultura se autofinancian». Agregó que se consigue a través de las entradas y porcentajes de las multas que se cobran. Por otra parte, se expresó acerca de la Ley Ómnibus, contó su experiencia en el Congreso, anticipó un festival de música y advirtió que la movilización del miércoles «no es el final de nada».

«Nos preparamos con arte, murga, candombe, música. Siempre salir a la calle es, a pesar de la situación, alegría. Es decir que estamos bien, que resistimos y no nos quedamos quietos», dijo en Radio Búnker 94.9, en «El Tanke de Búnker», sobre cómo se preparan para la movilización del miércoles.

La financiación a la cultura: «No es solamente un mito, sino que mienten con ese tema. Todos los institutos de cultura, sea de cine, teatro, música, Fondo Nacional de las Artes, se autofinancian. Desde ahí, la primera gran mentira que vino desde la campaña electoral. Se autofinancian de las entradas, de un porcentaje de las multas que el ENACOM cobra. Nada sale del presupuesto nacional, eso lo saben bien los Diputados y Senadores. En 2022, ganamos la pelea por la prórroga de las asignaciones específicas para los institutos de cultura. Si fuera un gasto, la cultura nunca lo es, es una apuesta. Acá se ataca a la cultura independiente, no a Amazon, Netflix y ninguno de esos», detalló.

«Unidos por la Cultura, salió a la calle antes de conocer los detalles de la ley. Nuestra primera asamblea fue el 13 de diciembre, y salimos a la calle el 20 de diciembre, porque vimos que había un ataque general al conjunto del pueblo. Nosotros somos parte de ese pueblo. Desde la cultura, defendemos los derechos de todos. Unidos por la Cultura se para desde ese lugar, defender lo propio, pero al mismo tiempo articular y defender el conjunto de los derechos del pueblo. Acá no hay ningún sector que no haya sido atacado», aclaró.

El festival de música frente al Congreso el 2 de febrero: «Lo de mañana no es el final de nada, todo lo contrario. Si no hay una mirada para adelante, no va a alcanzar con que mañana seamos un montón en la calle si después no seguimos sosteniendo eso. Por eso, apenas se convoque a sesiones en el Congreso, nos vamos a autoconvocar a ese lugar», anticipó Israel.

Su exposición en el plenario de comisiones, en Diputados, por la Ley Ómnibus: «Primero, yo fui a plantear que no aceptamos ningún punto de la ley. En realidad, la situación ideal es que no se abriera debate en ninguno de los puntos, sino que haya un rechazo total a la ley y el DNU. ¿Qué derecho es más importante que otro? Es lo que dije. En la comisión, yo fui con la postura de que estaba hablando más hacia afuera que adentro. Cuando estás ahí, no te escuchan mucho, están cada uno con su celular, hablando entre ellos. Hay que abstraerse de esa situación y pensar a quién le estamos hablando. Yo le hablé a mis compañeros, compañeras y quienes tampoco tienen nuestra postura. Por eso lo filmamos y lo reprodujimos en redes, porque es la presión de la calle la que puede modificar esta situación, no la negociación entre los bloques», contó.

¿Hay una cultura dividida en Argentina?: «Seguro hay gente a favor del gobierno actual, pero es mínima la cantidad de gente desde la cultura. Adrián Suar, que es la patronal, se expresó como lo hizo en el programa de Mirtha Legrand. Yo creo que hay pocas voces, escuché un par, que defienden esta idea de esperar», remarcó.

«Creo que se busca dejar lo nuestro de lado desde hace mucho tiempo. En el gobierno anterior, por ejemplo, nosotros le pedimos que le pusieran gravamen a las plataformas y no lo hicieron. Creo que hay una suerte de transculturalización que tiene que ver con los grandes medios hegemónicos, que son los mismos empresarios que hoy nos gobiernan los que los manejan. Atacar la cultura independiente significa acallar la diversidad de voces, la posibilidad de pensar otros mundos, otras realidades, aportar a la transformación de la sociedad», sostuvo.