BALEARON A “CAIO” SALAZAR, EX BARRA DE DEP. MERLO

Carlos “caio” Salazar recibió cinco disparos, uno de ellos en la cabeza, cuando transitaba por las calles de Parque San Martín. Está internado en terapia intensiva.

El sábado por la tarde, Carlos “Caio” Salazar recibió un disparo en la cabeza cuando caminaba por las calles Leandro N. Alem y Bariloche de Parque San Martín, partido de Merlo. El hombre de 45 años fue líder de la barra de Deportivo Merlo.

Todo comenzó cuando un automóvil frenó en la citada esquina y uno de sus ocupantes efectuó al menos cinco disparos contra Calos Salazar. “Caio”, como era conocido en la barra de Merlo, recibió uno de los balazos en la cabeza y quedó gravemente herido, mientras que los “sicarios” escaparon al instante.

Salazar fue trasladado de urgencia al hospital Eva Perón, donde por estas horas sigue en terapia intensiva y soportó una delicada intervención en la cabeza. El hecho es investigado por el fiscal Javier Ghessi, a cargo UFI1 del Departamento Judicial Morón.

En principio se descarta la hipótesis de robo y toma fuerza un posible ajuste de cuentas, aunque su mujer fue más allá: “Esto es persecución política y policial, están ensañados con la familia Salazar y mi esposo. Él hace años que no va a la cancha y no tiene problemas con nadie, salvo con gente que no quiero dar los nombres para salvaguardar a mis hijas, esto estuvo todo armado”, manifestó Sandra, en el Hospital Eva Perón de Merlo, donde su marido está internado.

A raíz del hecho Deportivo Merlo emitió un comunicado:

 

Empate en Devoto

En cuanto a lo futbolístico, este domingo Deportivo Merlo empató 0-0 ante General Lamadrid como visitante en Villa Devoto. De esta manera el equipo dirigido por Marcelo Straccia quedó segundo en el Torneo Apertura de la C (con 13 puntos) detrás del líder Cañuelas que tiene 15 unidades. En la próxima jornada (la octava), el charro recibe a Dock Sud, en su estadio de Parque San Martín, buscando regresar a lo mas alto de la tabla de posiciones.

Foto del partido: Marcela Coronel 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *