CAYÓ LA BANDA DEL TANO: REALIZABAN ENTRADERAS Y ESCUCHABAN 25 FRECUENCIAS POLICIALES

Realizaban los ilícitos en zona norte y zona oeste, entre las frecuencias radiales que tenían anotadas para escuchar estaba la de Morón.

Tres hombres con antecedentes penales fueron detenidos acusados de integrar una banda que cometía violentas entraderas en las zonas norte y oeste del conurbano bonaerense, para lo cual contaban con 25 frecuencias radiales con las que escuchaban los movimientos de la policía, informaron fuentes policiales y judiciales.

Las detenciones y allanamientos fueron realizados por efectivos de la Jefatura Departamental Conurbano Norte, tras una investigación encabezada por el fiscal Patricio Ferrari, del Área Ejecutiva de Investigaciones Criminales de San Isidro.

Los detenidos fueron identificados como Ariel Ernesto Libertini (48), alias “El Tano” y sindicado jefe de la banda, Facundo Ortiz (34) y Axel Maximiliano Piris (24), que es hijo de un policía bonaerense retirado.

Libertini y Ortiz fueron detenidos en la localidad de Rincón de Milberg, Tigre, cuando circulaban en una Peugeot Partner, con armas de fuego y un equipo de radio -en la jerga denominado “la cantora”-, en el que escuchaban la frecuencia policial.

Los imputados tenían además una hoja de papel con anotaciones de 25 frecuencias radiales para poder oír la conversaciones de la policía de distintos distritos, entre ellos, Tigre, San Isidro, San Fernando, Vicente López, Pilar, Escobar, Zárate, Campana, San Martín, San Miguel, Malvinas Argentinas, José C. Paz, Morón, Moreno y Lomas de Zamora.

Tras las detenciones y los allanamientos posteriores, la policía secuestró ocho armas de fuego: tres pistolas, dos calibre 9 milímetros y otra 11.25 milímetros -ésta última estaba oculta en una heladera en una bandeja con torta-, y cinco revólveres, dos calibre 22 largo, uno 22 corto, otro 38 Special y un 357.

También se incautaron dos chalecos antibalas, uno de ellos con las inscripciones de Gendarmería Nacional Argentina, insignias con jerarquías policiales, 138.000 pesos, 23.000 dólares, un auto VW Bora con pedido de secuestro, precintos plásticos, pasamontañas, guantes, capuchas, críquets y barretas.

Los investigadores secuestraron además varios objetos robados en hechos atribuidos a la banda: siete televisores LSD, cuatro consolas de videojuegos, relojes, electrodomésticos y amplificadores e instrumentos musicales. La intervención del fiscal Ferrari se inició el lunes pasado por la noche justamente cuando la banda asaltó a la familia de un músico en la localidad bonaerense de Béccar, donde se llevó dinero, electrodomésticos y las guitarras eléctricas y amplificadores secuestrados en el uno de los allanamientos.

Según lo que se determinó, los integrantes de la banda también cometieron una entradera el viernes pasado en Vicente López, donde robaron una camioneta Ford EcoSport, y más tarde mantuvieron un enfrentamiento armado en Moreno con efectivos de la policía bonaerense que pretendían detenerlos. Asimismo, se estableció que los ahora aprehendidos poseen antecedentes penales por robos a mano armada y que purgaron condenas en diferentes unidades penales.

Los tres detenidos se negaron ayer a declarar al ser indagados por el fiscal Ferrari y seguirán presos imputados de los delitos de “robo agravado por el uso de arma, privación ilegal de la libertad, portación ilegal de arma y encubrimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: