CAYÓ UN VIOLADOR QUE SE HABÍA FUGADO EN 2013

Se trata de Walter Brauton, condenado a 40 años de cárcel por siete abusos en el oeste del Conurbano. Se había fugado a Bolivia.

Con una comisión integrada por personal de Interpol Argentina en cooperación con personal de Inteligencia de Bolivia y el Comando de Recaptura de Evadidos (CUFRE) lograron en las últimas horas la detención Alberto Walter Brauton Steimbach.

El sujeto de 46 años, nacionalidad argentina y contador público como profesión tenía una condena a 40 años de prisión por el delito de abuso sexual con exceso carnal, abuso sexual con arma de fuego y rapto. Todos los abusos ocurrieron entre enero y marzo de 2005 en la zona oeste del Conurbano: en Loma Hermosa, Merlo, San Alberto, Castelar, Moreno e Ituzaingó.

Sobre Brauton recaía una orden de captura internacional por haberse fugado el 17 de agosto de 2013 mientras cumplía con una visita extraordinaria en Merlo.

En 2011, sin haber cumplido ni siquiera con el 10% de la condena por las al menos 9 violaciones que había cometido, Brauton Steimbach gozaba de un permiso extraordinario para salir de la Unidad Penal 39 de Ituzaingó en la que estaba alojado para ir a visitar una vez por mes a su mamá enferma.

Pero el objetivo del perverso era otro: fugarse. Se cree que Brauton Steimbach drogó al policía que lo custodiaba colocando un somnífero dentro de una empanada. Ese día, el violador escapó con su novia, quien se entregó en 2015, pero que nunca reveló el lugar dónde había acompañado a Brauton.

Finalmente, este miércoles el violador fue interceptado por el grupo táctico en la calle San Marcos, entre Betanzos y esquina La Paz. No se resistió al arresto que coordinó, desde Argentina, la Policía Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *