DETUVIERON A TÍO DE SHEILA POR ABUSAR DE SU HIJITA DE SIETE AÑOS

Vicente Morel Rojas, es primo del tío que confesó el asesinato de Sheila Ayala, fue detenido por abusar de su hija hace un año, estaba prófugo en Guernica.

Vulnerabilidad social, crimen y abuso. La historia de familia de Sheila Alejandra Ayala vuelve a estar envuelta en problemas judiciales. Ahora detuvieron a Vicente Morel Rojas por haber abusado de su propia hija, de 7 años. El hombre, de 38 años, es el primo de Fabián González Rojas, el tío que confesó ante la Policía Bonaerense haber matado a la nena de 10 años, el domingo 14 de octubre en San Miguel.

El hombre estaba prófugo desde octubre del año pasado cuando su mujer lo denunció. Desde entonces estuvo escondido en Guernica, pero el martes lo atraparon cuando caminaba por las calles Alem y España.

Su primo, en tanto, fue detenido el jueves 18 de octubre minutos después de que los policías encontraron a pocos metros de su casa el cuerpo de su sobrina. González Rojas y su pareja, Leonela Ayala, confesaron el crimen en sede policial, pero no en la Justicia.

Ella fue alojada en una alcaidía de La Plata y su marido, en otra de San Martín. Al día siguiente de la detención, ella dio a luz a un varón, que luego fue entregado a una familia solidaria, que no podrá pedir la adopción, según le confirmaron a este medio desde el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense.

El fiscal de San Martín, Gustavo Carracedo, le imputó a la tía el “homicidio agravado por la alevosía” y al tío, también por el vínculo. Los peritos forenses confirmaron que los acusados tenían lesiones compatibles con un intento de defensa de la víctima y que la mataron haciéndole un “surco de ahorcadura de 3 centímetros de ancho” en el cuello con una sábana blanca con dibujos infantiles.

Por el crimen, los detenidos perdieron la tenencia de sus otros tres hijos, de 9, 7 y 1 años, que fueron llevados a un hogar de niños, según publicó Perfil. Los papás de Sheila también perdieron contacto con sus otros tres hijos, de 11, 6 y 4 años, porque los funcionarios judiciales consideraron que estaban en situación de vulnerabilidad.

Fuente: TN

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *