DOLOR POR EL FALLECIMIENTO DE MÓNICA BOTTEGA

La vecina de Merlo, mamá de una de las víctimas de la tragedia de Once, perdió la vida luego de un trasplante de riñón.

Mónica Bottega, madre de Tatiana Pontiroli, una de las 52 víctimas de la tragedia de Once, falleció éste domingo. Tras no recuperase satisfactoriamente de un trasplante de riñón.

La noticia se conoció el domingo por la noche y fu difundida por familiares de quienes iban a bordo del tren Sarmiento chapa 16 en la mañana del 22 de febrero de 2012.

 

Mónica Bottega había recibido un riñón de su esposo, José “Pepe” Pontiroli, lo que le había significado “otra oportunidad” para seguir viviendo. “De acá en adelante voy a tener años de regalo y que sea mi marido el donante no tiene precio”, le había dicho a Clarín el año pasado.

En 2017, Mónica asistió a una misa en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, en Merlo, para pedir por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Allí se encontró con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien había ido acompañada por el intendente Gustavo Menéndez.

Al darse cuenta de la presencia de la ex presidenta, Mónica se acercó y le dijo: “Usted es una asesina, pide por la vida de Maldonado y nunca se hizo cargo de la masacre de 52 inocentes”.

​Al conocerse la noticia de su fallecimiento, en las redes sociales se leyeron numerosos mensajes de cariño y respeto hacia Mónica, a quien la definieron como un “ejemplo” de lucha por la justicia y contra la impunidad.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *