ESTAFAS POR WHATSAPP, UNA MODA INTERMINABLE

Una nueva cadena de mensajes en la aplicación de mensajería instantánea promete falsamente 55.000 pesos a trabajadores.

Esta semana, una cadena de mensajes en Whatsapp alcanzó a numerosos usuarios. La misma proponía que los trabajadores que ejercieron labores entre 1990 y 2018 podrían recibir 55.000 pesos como recompensación salarial, otorgados por la Secretaría de Capacitación y Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación. Lamentablemente, esta cadena que tuvo muchos receptores en la zona oeste, probó rápidamente ser falsa.

El mensaje incluye un link que lleva al usuario a un formulario, en el cual el ingresante debe dejar sus datos. Esta página, claramente falsa, le sirve a quien haya creado este mensaje para recibir información de cada uno de los que caigan en la trampa.

No se sabe mucho más sobre esta cadena aún en Argentina, pero si hubo confirmación de numerosos usuarios que han recibido el mensaje. Además, fuentes de otros países, confirman que al menos Chile y Colombia están siendo víctimas de la misma estafa: En el caso de Chile, se dice que el dinero es otorgado por el Instituto de Salud Laboral del Ministerio de Trabajo, y serán otorgados 1.270.000 pesos, mientras que en Colombia se habla de 5 millones otorgados por el Instituto de Seguros Sociales.

Esta no es la primera mentira que vemos en Whatsapp; cadenas así se han esparcido desde hace muchísimo tiempo, no sólo con estafas sino también con simples noticias falsas. En Mendoza, por ejemplo, esta semana se esparcieron numerosas cadenas con fake news que preocuparon al pueblo por nada. Uno de ellos, anunciaba que “la policía está desplegada en la plaza Luján. Pide que en lo posible mañana no se envíen niños a la escuela y no asistan a supermercados ni viernes ni sábado. Se esperan saqueos”. Tanto la Dirección General de Escuelas como la policía mendocina tuvieron que salir a desmentir la cadena, que se viralizó rápidamente a través de Whatsapp.

Este tipo de cosas no sólo pasa en Whatsapp; las redes sociales, como Facebook y Twitter, también se enfrentan a un flujo inmenso de noticias falsas y estafas desde hace ya tiempo. Recomendamos a los lectores que, de ver un mensaje así, verifiquen su información con fuentes oficiales (páginas de noticias confiables, anuncios del gobierno, etcétera), y eviten ingresar a links a menos que sepan a ciencia cierta que son de fiar. En la era digital, los estafadores parecen tener más y más posibilidades. Ser precavido nunca está de más.

Por Martín Díaz

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *