ITUZAINGÓ: UN VECINO Y DOS POLICÍAS HÉROES LE SALVARON LA VIDA A UN NENE DE DOS AÑOS

El niño se había caído a la pileta de su casa y no respiraba, un vecino lo asistió en primer lugar y luego dos policías lo cargaron al patrullero rumbo a una clínica para salvarle la vida.

Un hecho milagroso ocurrió en Ituzaingó este último miércoles por la tarde. Un bebé de dos años, que estaba al cuidado de su abuela, cayó a una pileta en un mínimo descuido.

El nene al ser hallado por su abuela no respiraba y ella con desesperación llamó a su hija para contarle la peor noticia. Sin embargo, las tareas de reanimación de un vecino, que rompió una reja al oír los gritos de la señora desesperada con su nieto prácticamente muerto, le dieron una chance más a Bautista.

Te puede interesar  ITUZAINGÓ CRECE DE LA MANO DE SUS GLORIAS

Mientras la mamá del niño llegaba raudamente desde su trabajo, en camino ya había llamado al 911 y los policías que llegaron en primer lugar hicieron el resto del milagro.

Apenas llegaron el capitán Alejando Torres y el subteniente Esteban Rojas, que prestan servicio en el Comando de Patrullas de Ituzaingó, llegaron hasta la casa y comenzaron a realizarle RCP al chico, pero como no lograba volver en sí decidieron trasladarlo en el móvil hasta el Sanatorio del Oeste, ex Clínica Dávila.

Lo descabale es que sin las tareas de RCP del hombre que llegó en primer lugar la vida de Bauti se hubiese terminado. Los policías de acción muy loable siguieron con la tarea y ya en la Ex Dávila, Bautista  

Te puede interesar  PROCESAN A DETENIDOS POR EL ASESINATO DE XIOMARA

Como se recomienda en estos casos, siempre hay que seguir con las tareas de reanimación hasta llegar al centro asistencial, y eso hizo el policía, por ello antes de llegar a la clínica privada, el niño se recuperó, escupió agua y lloró. Luego fue estabilizado por los médicos del sanatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *