ITUZAINGÓ: VIOLENTA ENTRADERA Y TEMOR EN UN BARRIO

El viernes por la noche cinco delincuentes golpearon al dueño de casa y robaron su domicilio, pero no es el único hecho que sucedió en el barrio.

Una pesadilla de un minuto y medio le tocó vivir a una familia de Ituzaingó que fue violentamente asaltada el viernes por la noche en su domicilio de Martín Rodríguez y Masscardi. Menos de dos minutos fue el tiempo que necesitaron cinco malvivientes para agredir salvajemente a Ricardo, el dueño de casa, e ingresar a revisar toda la casa.

Ricardo, que tiene una discapacidad en el 80% de su cuerpo, fue sorprendido por un asaltante mientras cerraba el portón de su casa cerca de las nueve de la noche. El hombre llegó a trenzarse con el malviviente y a los segundos aparecieron como pirañas otros tres que lo golpearon hasta que, uno de ellos ingresó al domicilio y robo en los diferentes ambientes. Por fortuna el ladrón no golpeó al resto de la familia, estaba su señora (Carolina) con su hijo de siete años cenando, al que apuntaron dos veces.

Los delincuentes se trasladaban en un Ford Fiesta Kinetic (color azul), estaban armados, usaban gorra, guantes de látex y anteojos para el sol. Se llevaron 5 mil pesos que tenía la familia. “Solo teníamos eso, yo no puedo trabajar por mi discapacidad y mi señora está desocupada”, señaló Ricardo son suma angustia.

En toda la secuencia Ricardo quedó tirado en el suelo al costado de su camioneta, luego de hacer de “molinete humano” para impedir el ingreso de los cacos. “Saqué fuerzas de donde no tengo, pero no quería que entren a mi casa y hagan un desastre”, contó el dueño de casa en el mediodía de este martes.

La misma banda realizó otros robos en el barrio, innumerables en los últimos días, en cada dialogo con los vecinos se sumaba un nuevo hecho delictivo. De hecho, en el momento que Sector Prensa se acercó al lugar, motochorros robaron a tan solo 200 metros de la casa de Ricardo.

Dos vecinas detienen a un móvil policial para informarles del robo que acababa de suceder mientras se realizaba la nota a Ricardo.

“Si vos preguntas por el barrio hay no menos de 30 personas que sufrieron diferentes robos, esto es una zona liberada”, le contó una vecina a Sector Prensa al mismo tiempo que rememoraban que una pareja en una moto “marcó” las casas del barrio días anteriores.

“Nadie da respuestas, ni la policía, ni el municipio”, coincidieron los vecinos del barrio.  Un dato que se investiga por estas horas es si esta banda es la misma que intentó a robar bajo la misma modalidad a un joven de 21 años en Castelar, el mismo viernes por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *