LO ASESINARON A BARRETAZOS DELANTE DE SU FAMILIA

Ocurrió en Mariano Acosta, partido de Merlo, el hombre tenía 62 años era chófer de la línea 503 y se disfrazaba de payaso para cada día del niño.

Una discusión por ruidos molestos que venía de larga data terminó con un muerto de manera salvaje. Todo pasó en Mariano Acosta, partido de Merlo, el 31 de diciembre en horas de la tarde.

La víctima se llamaba, Jorge Cáceres Elgueta como ya había pasado otra veces recibió reclamos muy fuertes mediante insultos y piedrazos en su techo por parte de dos vecinas (madre e hija), habitantes de la casa de al lado a la suya.

El reclamo, que suena ampliamente desmedido y desencajado, se dio por el ruido (según la queja de las mujeres) que hizo el hijo de Cáceres al llegar con su familia a bordo de su auto a la casa ubicada en la calle Tres Sargentos al 700. Allí comenzaron los piedrazos y los insultos cuando la familia Cáceres pidió explicaciones por el enojo. Los agresores

“Chilenos de mierda” fue uno de los epítetos que recibió la familia que estaba a minutos de sufrir un ataque brutal. Justamente Jorge Cáceres, de nacionalidad chilena, sufrió la embestida del marido de la vecina que los insultaba.

Esté individuo, de nombre Gustavo Daniel González (de 48 años de edad), bajó de su moto y le aplicó puntazos a Cáceres. Este hombre ya había sido puesto “en autos”, por su mujer de manera telefónica.

El hombre atacado solo atinaba a defenderse, a su vez la hija de González (que empezó todo insultando y tirando piedras con su madre) atacó a la nuera del chileno con un barretazo que no llegó a destino. Por eso su padre le quitó la barreta a la joven y ultimó a Cáceres de dos certeros golpes con el hierro.

El hombre de 62 años falleció en la madrugada del 1 de enero en la Clínica de los Virreyes, ubicado en el barrio de Belgrano (CABA). Allí llego agonizando con un derrame cerebral. El barrio quedó consternado por el hecho violento y González detenido por la policía.

Mientras avanza la investigación caratulada como “Homicidio” a cargo del fiscal de la UFI N° 6 de Morón, Sergio Dileo, los vecinos de Cáceres, chófer de la línea 503,   lo recuerdan como el hombre que para cada día del niño se transformaba en el payaso “Toco Toco” para alegrar a los chicos del barrio.

2 thoughts on “LO ASESINARON A BARRETAZOS DELANTE DE SU FAMILIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *