MORENO: ATROPELLÓ Y FUGÓ, LLEVÓ A SU VÍCTIMA 50 METROS EN EL CAPOT

Un joven de 22 años está internado en grave estado tras ser atropellado por un automovilista que lo llevó media cuadra en el capot del auto hasta darse a la fuga.

El hecho ocurrió el último jueves a las 6:30 horas cuando Cristian cruzaba por la esquina de Alcorta y Mitre para tomar un colectivo con destino a su trabajo, una obra en construcción en Saavedra.

Una cámara del Centro de Monitoreo del municipio -que está apostada en una plaza- muestra cómo un Renault Logan gris, que circulaba por la calle Alcorta a alta velocidad, embiste al joven sin detener su marcha.

A pesar que todavía no había amanecido, la zona donde ocurrió el accidente estaba bien iluminada y se observan a varias personas en las inmediaciones del lugar donde se produjo el accidente. Hay transeúntes, un barrendero y hasta pasajeros del tren Sarmiento ya que la calle Alcorta es paralela a las vías.

Pero la familia trata de dar con el paradero de un motociclista que venía detrás del automóvil y pudo observar todo con exactitud. Según los testigos que se acercan a declarar la patente comienza con las letras AA y culmina con los números 007.

Los investigadores, por su parte, intentan conseguir las cámaras de seguridad de algunos de los negocios de la zona (hay casas de comida, boutiques de ropa, una heladería y un tienda de electrodomésticos) para poder identificar con precisión al vehículo.

Como lo hacía a diario, Cristian se había bajado del colectivo La Perlita para tomar otro hacia Capital Federal cuando fue atropellado. “Estaba por cruzar la calle, aparece este auto y lo choca. Cae en la trompa del auto y como el conductor ya pensaba en darse a la fuga siguió la marcha media cuadra hasta que mi hijo cayó y lo dejó tirado”, contó Lorena, la mamá del joven, a C5N.

La mujer, que pasa día y noche junto a su hijo en el Hospital De La Vega, contó que Cristian “está muy grave” pero que toda la familia “está destrozada”.

“Arruinó una familia. Arruinó a mi nieta que tiene dos años y pregunta todos los días por su papá. Ella lo busca en toda la casa. Y como siempre jugaban a que él se escondía debajo de la mesa cuando llegaba de trabajar, la nena se la pasa buscándolo en ese lugar”, relató con lágrimas en los ojos.

Mientras conversaba con los periodistas en la puerta del hospital, la mujer reveló que recibió un llamado anónimo del empleado de un taller de Ituzaingó que le dijo que una persona con un auto similar al del video había ido para cambiar el parabrisas, que lo tenía estallado.

Fuente: Infoabe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *