MORENO: PERDIERON TODO PERO SEGUIRÁN ADELANTE CON EL MERENDERO

Una familia perdió todo durante el temporal del miércoles. Asistían a los chicos del barrio convirtiendo su propia casa en un merendero. Necesitan la ayuda de todos.

Un video que se viralizó en las redes sociales mostró el sufrimiento de una familia de Moreno en pleno temporal cuando su hogar se inundaba y los vientos provocaban la voladura de su techo.

Fuertes ráfagas de vientos, una lluvia incesante y ellos unidos rezando esperando que no pase lo peor en su humilde casilla del barrio Rififi de Moreno son las imágenes que rápidamente se vieron en Facebook entre otras redes sociales.

Mucho más sensibilizó a toda la sociedad el caso de Jonathan y su familia (su mujer y tres chicos) cuando se supo que pese a su delicada situación económica mantenían un merendero para los chicos del barrio.

En el merendero “Esperanza” del barrio Rififi comen un promedio de 70 chicos por día y hasta a veces llegan a ser 100 las pancitas para alimentar. “Una copa de leche y unas galletitas no se le niegan a nadie”, dice Jonathan el responsable del merendero que quedó destruido luego de la tormenta del miércoles que sacudió a Moreno entre otros distritos.

La familia perdió toda su ropa, la heladera, materiales y otras cosas de primera necesidad. Entre ellas los alimentos no perecederos para los chicos del barrio que reciben a diario desde hace unos cuatro meses. Para colmo de males, por estas horas Jonathan no tiene trabajo por la enfermedad de quien lo contrataba en una fábrica Textil.  

“Solo tengo ayuda de mi patrón que ahora está enfermo, pienso que el municipio va a venir”, relató el dueño de casa. En horas del jueves a la tarde el municipio de Moreno se había comunicado con la señora de Jonathan para acercar algún tipo de ayuda.

Más allá del panorama desolador, por las donaciones que van llegando y la impresionante fuerza de voluntad de Jonathan y su señora, ya este viernes quieren brindar la colación de todas las tardes de 16 a 18 para los chicos del barrio. Viven en la pobreza, pero les dan algo a los que tienen menos que ellos por lo menos tres veces a la semana.

Hoy por hoy el barrio está sin luz, con muchas de las casillas destruidas, se  espera un aporte importante de Moreno y la provincia para palear la situación de estos vecinos que están pasando un momento desolador.

Para comunicarte directamente con Jonathan y acercarle tu ayuda podés hacerlo al: 011-6041-6656.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *