ROBO AL GEI: EVITARON ALARMAS, SABÍAN DÓNDE ESTABA LA PLATA Y TRABAJARON DOS HORAS

El millonario asalto al club de Ituzaingó fue realizado por dos personas (al menos una de ellas, sabía perfectamente los movimientos del club). Los detalles asombran.

En la madrugada de este miércoles (entre las 00:30 y las 2:30) robaron casi 2 millones de pesos y documentación importante al club Gimnasia y Esgrima de Ituzaingó.

El hecho no deja de sorprender desde un principio por la manera de actuar que tuvieron los delincuentes de los que todavía no se tienen datos.

“Estuvieron al menos una hora y media para robar. Fueron dos personas encapuchadas. Entraron con armas de fuego, hicieron un boquete y redujeron al sereno, Oscar, al que ataron, aunque no lo golpearon. Hicieron todo lo que tenían que hacer y tranquilos”, aseguró el presidente del club Claudio Torres.

Los asaltantes ingresaron por la entrada de la calle Pirán, donde están las vallas de obra del club, redujeron al sereno y entraron por una ventana al salón principal, luego desde el baño de damas hicieron un boquete para dar con una caja de seguridad que se había colocado en ese sitio hace pocos días, dato que evidentemente tenían los malvivientes.

Otro elemento que pone en evidencia la tarea de inteligencia de los asaltantes es que no había sensores de alarma por donde se movilizaron y movieron una cámara de seguridad cuando trabajaron con la caja de seguridad que abrieron con una amoladora.

Facundo Sassone, responsable del Rugby de club, quién brindó para Súper Canal los detalles anteriormente mencionados, remarcó que “de esta también vamos a salir adelante”, recordando que la legendaria institución  de Ituzaingó levantó nuevamente su gimnasio principal (en parte derrumbado) luego del tornado de 2012 que azotó al partido del oeste.

El rugby es justamente la disciplina más golpeada por el robo al club, ya que parte del dinero robado provenía de la fiesta de fin de año y estaba destinado para la construcción del predio (4.8 hectáreas) cedido en comodato por CABA en el Hogar Martín Rodríguez donde allí se asentará dicha disciplina. De allí también la fuerte suma de dinero en efectivo que había por estos días en la institución.

El delito es investigado por el fiscal Marcelo Tavolaro de la UFI descentralizada de Ituzaingó, adonde el club está aportando las grabaciones de sus cámaras de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *