SANDRA REY ALERTÓ SOBRE LA SITUACIÓN DE LAS PYMES

La secretaria de Producción y empresaria de Ituzaingó, Sandra Rey destacó  las movilizaciones que se realizan cada viernes en la Plaza San Martin de Ituzaingó.

Por séptimo viernes consecutivo se realizó la marcha contra los tarifazos, los vecinos de Ituzaingó se reunieron como cada viernes en la plaza San Martin, para visibilizar la disconformidad con las políticas económicas que lleva adelante el gobierno de cambiemos y los empresarios PyMes alertaron las consecuencias que traerá en sus sectores.

La protesta giró en torno al aumento de los servicios básicos como la luz, el gas, agua, transporte y las quejas por los incrementos en los alimentos y la baja del poder adquisitivo fueron compartidas por el conjunto.

En este contexto, la Sandra Rey analizó que acompaña al vecino “en este reclamo que realiza cada viernes en las plazas del país en general y en esta plaza de Ituzaingó en particular”,  y advirtió sobre la cantidad de personas que “se acercan para compartir los costos de las facturas de servicios recibidas, los cuales muchas veces, equivalen al salario mínimo, vital y móvil”.

“Hay desocupados, jubilados, madres sostén de hogar que le llegan facturas de luz elevadísimas y que no saben qué hacer. Esta situación se debe modificar, el gobierno tiene que dar marcha atrás con estos aumentos, tiene que entender que el trabajador no puede soportar estos incrementos”, analizó.

En este contexto, ratificó que las pequeñas y medianas empresas son también “muy afectadas por esta situación, a esta altura su productividad está pendiendo de un hilo, están tratando de mantener a trabajadores pese a que desde hace mucho tiempo tienen la mitad de sus máquinas sin producir. Con estos nuevos tarifazos muchas PyMES que estaban tratando de mantenerse ya no podrán hacerlo. El gobierno tiene que aceptar que esta medida profundiza la problemática”.

Finalmente,  afirmó que el gobierno “debe dar una respuesta inmediata al sector que ya no puede esperar, los pequeños y mediano empresarios ya llevan más de 24 meses de deterioro de su actividad, de rentabilidad y pérdida de capital de trabajo” y alertó que en el país “ya cerraron más de 7 mil y con estos incrementos cerraran muchas  más”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *