ZABALETA PROHÍBE EL DESEMBARCO DE FARMACITY EN SU DISTRITO

El intendente de Hurlingham lo dispuso mediante un decreto. Instruyó a la Dirección de Habilitaciones a no autorizar la complementariedad de rubros en el ámbito de la actividad de farmacia.

En horas decisivas para que la cadena de farmacias desembarque en la provincia de Buenos Aires, el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, prohibió por decreto el ingreso de Farmacity a su distrito.

Cabe destacar que la actual legislación prohíbe que la empresa vinculada al actual vicejefe de Gabinete de la Nación, Mario Quintana, se instale en la provincia de Buenos Aires, pero la multinacional busca la habilitación judicial para hacerlo.

La cadena presentó un recurso en queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, luego de haber sido rechazado su planteo en tres oportunidades.

En su decreto, Zabaleta (primer intendente en frenar la llegada de Farmacity a su distrito)  ratificó lo dispuesto por la ley 10606 y su decreto reglamentario N°145/97 “en cuanto prohíbe que dentro de las farmacias se comercialicen productos diferentes a los productores destinados al arte de curar, de cualquier origen y naturaleza, así como la preparación de fórmulas magistrales y oficinales, material aséptico, inyectables, productos cosméticos o cualquier otra forma farmaceútica con destino a ser usada en seres humanos”. Referenciando a que en la cadena también se comercializan otro tipo de productos (golosinas).

Zabaleta instruyó a la Dirección de Habilitaciones en la órbita de la Dirección General de Fiscalización, Control y Habilitaciones a no autorizar la complementariedad de rubros en el ámbito de la actividad de farmacia.

No obstante, Hurlingham tiene un local Simplicity (propiedad de la firma Pegasus – mismos dueños que Farmacity) que comercializa productos cosméticos, accesorios de moda, regalería, juguetería, pero no medicamentos. Se estimaba que la llegada de dicha cadena era el paso previo a la instalación de Farmacity, pero en distritos como en Hurlingham esto no sería posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *