ALEKSY KANIUKA: “HAY QUE ELIMINAR MITOS Y CREENCIAS EN TORNO A LA DISCAPACIDAD”

Sector Prensa dialogó con Aleksy Kaniuka, jugador de tenis de mesa adaptado que vive en General Rodríguez. Repasó su carrera, contó sobre su interés por la política, orígenes, entre otros temas.

Aleksy Kaniuka compartió su historia de vida con nosotros. El jugador de tenis de mesa adaptado, vive en General Rodríguez y tiene 23 años, nos contó cómo fueron sus inicios en la disciplina, repasó su carrera, su logro en el Parapanamericano de Lima 2019 y lo que significa representar a nuestro país. Además, habló de su interés por la política, su descendencia europea y la visión sobre las personas con discapacidad.

SP: – ¿Cuándo y por qué comenzaste con esta disciplina?

AK: – Comencé en 2009 en un club llamado CEDIMA (Centro de Discapacitados de La Matanza), en San Justo. Lo que me hizo querer empezar fue una despedida que le hacían a una compañera del club, que se iba a competir a los Juegos Paralímpicos de Beijing en 2008. Luego de ese evento, decidí al año siguiente comenzar tenis de mesa. Lo que me motivó principalmente fue que le hicieron un video mostrando todo su recorrido hasta ese momento, con los viajes y premios que había conseguido.

– ¿Cómo es un entrenamiento en este deporte?

– En este momento me entreno desde muchos aspectos. Tengo entrenamientos técnicos, físicos (de agilidad, coordinación, fuerza). Saques, observación de rivales y psicológo deportivo.

– ¿Cómo te entrenaste durante la cuarentena? ¿Es verdad que tenías una especie de robot?

– Al principio no teníamos tan claro como llevar a cabo el entrenamiento, así que de a poco empezamos a hacer planes cada uno en su casa. Luego comenzamos con los entrenamientos vía Zoom para los físicos. Al poco tiempo, FATEMA (Federación Argentina de Tenis de Mesa Adaptado) me prestó un robot que tira pelotas a diferentes ubicaciones, efectos y velocidades. Junto con eso, 150 pelotas para usar con el robot y hacer saques en mi mesa. Por último, elementos para poder hacer la preparación física.

– ¿Recordás la primera vez que te tocó representar a Argentina?

– En 2012. Mi primera Copa Tango, un torneo que se hace todos los años en el Cenard. Me acuerdo que en el evento individual me tocó en la zona con el último campeón panamericano y uno de China Taipéi. Por supuesto ambos me ganaron, pero cuando terminé de jugar ese evento le dije a mi mamá que era eso a lo que me quería dedicar, tenis de mesa. Luego en equipos obtuve mi primera medalla, de bronce.

Máxima concentración de Alesky. El deporte y la política son sus pasiones.

– ¿Qué te motiva al salir a jugar un partido?

– Escucho música, eso es lo que me motiva principalmente.

– ¿Qué sentiste al ponerte por primera vez la camiseta de Argentina?

– Fue muy lindo, mucha emoción, tenía 15 años, era chico. Fue el momento de asumir una gran responsabilidad.

– ¿Te ayudó tener esa responsabilidad de chico?

– Algo que me sirvió de la experiencia de estar en la selección es a aprender a manejar horarios. El deporte de alto rendimiento requiere mucho tiempo y energía, con lo cual, si hacés más de una actividad tenés que buscar que todas puedan hacerse y bien hechas.

– ¿Cuál fue tu primera experiencia en el exterior?

– En 2014 en los ParaOdesur en Santiago de Chile. Fue un torneo sudamericano. Salí cuarto en el evento individual y campeón en equipos.

– ¿Tu mayor logro?

– La medalla de plata en el evento individual de los Juegos Parapanamericanos Lima 2019.

– ¿Qué recordás de aquel certamen?

– Me acuerdo que tenía muchos nervios porque estaba buscando mi primera medalla individual en un Panamericano. Me tocó jugar contra un colombiano que era el segundo preclasificado, yo era el tercero, y le gané en un partido muy duro. Ese día fue muy emocionante, recuerdo que me costó mucho dormir de la emoción. Luego me faltaban dos partidos más, contra dos venezolanos, lo cual también fue tensionante ya que ahora quería la medalla de plata. Por suerte gané los dos partidos y me quedé con la medalla.

– ¿Tenés algún referente?

– Si. Un español que tiene la misma discapacidad que yo, espina bifida. Su nombre es Jordi Morales. Es el último campeón mundial de mi categoría.

– ¿Te gustaría que este deporte tenga más visibilidad?

– Claro que si. Con FATEMA hacíamos charlas sobre tenis de mesa en hospitales para difundir el deporte. Eso es algo que disfruto mucho.

– ¿Dónde te ves en un futuro con el tenis de mesa?

– Voy paso a paso. Este año estoy buscando la clasificación a los Juegos Paralímpicos. Sería el primero, si clasifico.

– ¿El sueño más cercano en tu carrera?

– No sé que tan cercano es debido a la situación que estamos viviendo. Sé que los Paralímpicos es mi próximo objetivo.

– Tu nombre, ¿tiene que ver con alguna descendencia europea?

– Tengo descendencia polaca, mis cuatro bisabuelos eran de ahí.

– ¿Cómo llegaron al país?

– Marja Kolida y Wladislaw Kaniuka, llegaron en 1932 y 1930, respectivamente a Argentina. Se quedaron en el hotel de inmigrantes y después se instalaron en la provincia de Buenos Aires. Después la otra pareja, Aleksy Gruszka y Sofía Sciolna llegaron en 1929 y 1932 respectivamente. Sofía estuvo un tiempo en Misiones y después se fueron a vivir a Buenos Aires.

Podio en Lima 2019. Kaniuka venció al venezolano Díaz para ganar la medalla de plata.

– ¿Te dedicás a otra cosa, además de esta disciplina?

– Si. Soy estudiante de Ciencia Política en la Universidad Torcuato Di Tella y columnista de radio en el programa Sin Barreras (se emite en Radio Amplitud AM 660).

– ¿De qué trata Sin Barreras?

– Es un programa de radio compuesto por Carlos Ferreyra (abogado especialista en Discapacidad), Constanza Garrone (columnista de Género y Discapacidad) y yo (columnista de Discapacidad y Política). Juntos buscamos exponer los obstáculos que hay para que las personas con discapacidad seamos incluidas en la sociedad. Buscamos que sea un espacio de debate entre nosotros y con el público para ver qué es lo que necesitamos las personas con discapacidad para mejorar nuestra situación.

– Tenés un gran interés por la política, ¿no?

– Si, principalmente la cuestión que tiene que ver con la discapacidad.

– ¿Qué debería cambiar la política y la sociedad con respecto a las personas con discapacidad?

– Yo creo que hay que eliminar mitos y creencias que hay en torno a la discapacidad. Eso genera estereotipos que después son difíciles de erradicar. El problema es que para eso es fundamental la información seria y cierta. Lo bueno es que hay cada vez más personas con discapacidad con ganas de hablar e informar. Falta un poco más de presencia estatal y de interés de quienes tienen los medios de comunicación para que estas se difundan. Luego falta capacitación en discapacidad de los profesionales. Y por último accesibilidad, no sólo al medio físico, a muchos aspectos, lo cual creo que se revierte con las otras dos cosas que dije.

Por: Ezequiel Olivera 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *