“ME APASIONABA EL FÚTBOL, PERO ERAN OTROS TIEMPOS”

Sector Prensa dialogó con Dana Verón, la jugadora de handball de Deportivo Morón. La armadora derecha nos contó acerca de sus inicios, el deporte que hubiera elegido desde chica, su etapa fuera de la disciplina y demás.

Zona oeste cuenta con clubes que mayormente se reconocen por el fútbol, sin embargo, muchos de ellos cuentan con diferentes disciplinas que van en crecimiento. En esta ocasión, entrevistamos a Dana Verón, quien se desempeña en el handball de Deportivo Morón. Qué deporte hubiera elegido si no era este, cómo fueron sus inicios, qué le gustaría para el futuro de la actividad y el tiempo que estuvo inactiva, fueron algunos de los temas.

SP: – ¿Cuánto tiempo llevás jugando?

DV: – Hace 22 años que juego, desde los ocho.

– ¿Cómo fue que comenzaste y que te atrapó de este deporte?

– Me apasionaba el fútbol, eran otros tiempos. Mamá y papá no me dejaban, por ende, me buscaron un deporte que sea similar a lo que quería.

– Entonces, tu idea era ser jugadora de fútbol pero, ¿te tocó una época donde se veía “extraño”?

– Exactamente. Fue en el año ´98, ´99, no era como ahora que se ve y se vive de otra manera el fútbol femenino.

– ¿Cómo reaccionaste a esa decisión de tus padres?

– Me enojé mucho, y no los entendía. Hoy, ya con 30 años, les agradezco que gracias a esa decisión pude conocer el handball.

– ¿Cómo creés que te hubiese ido en el fútbol? ¿De qué jugabas? ¿En qué club soñabas jugar?

– Me defendía. jugaba de enganche. ¿Dónde? En Boca.

– ¿Cómo arribaste a Deportivo Morón?

– Llegué en el 2015, apróximadamente, y fue como un sueño, por así decir. Era algo que lo veíamos muy lejano, tener handball en Deportivo Morón.

– ¿Por qué motivo se veía lejano?

– Y, porque el handball no era un deporte al cual se le da mucha importancia. Antes de eso hay muchas actividades, pero de a poco vamos ganando espacio.

– ¿Con qué te encontraste en tu llegada al club?

– Con un montón de compañeras, las cuales habíamos compartido de todo. Nos unía el handball, la amistad, y el recuerdo de uno de los mejores directores técnicos que tuvimos.

– ¿Quién era ese DT?

– Se llamaba Mario, nos enseñó de todo, pero sobre todas las cosas nos enseñó a amar el deporte. Y me dejó a las mejores amigas.

– ¿Te costó adaptarte y tomarle cariño a una disciplina que quizás no era lo que querías en un principio?

– Un poco si, es más, quería ser arquero. Pero, el director técnico me decía “vos sos zurda, tenés que jugar”.

– ¿Cuánto afectó el paráte por la cuarentena?

– Y, afectó un montón la cuarentena. Pero nosotras seguíamos entrenando por Zoom, los martes, jueves y domingos. Dentro de todo lo malo, no perdimos el contacto.

– ¿Están disputando amistosos? ¿Cómo viene el equipo?

– Si, jugamos amistosos y el domingo pasado comenzó el torneo, estamos en FEMEBAL.

– ¿Cuál es tu profesión fuera de esto?

– Trabajo en el Concejo Deliberante de Morón.

– Hubo una etapa donde dejaste el Gallo, ¿no?

– Si, en 2018/2019 estuve jugando en Ituzaingó.

– ¿Por qué decidiste irte? ¿Cómo fue esa experiencia en el Verde?

– Un par de cuestiones. En Ituzaingó, la pasé muy bien, conocí chicas fantásticas, con las cuales hoy en día sigo teniendo contacto.

– Tuviste que dejar el handball un tiempo por el embarazo, ¿te costó? ¿Cuánto tiempo fue?

– No me costó, ya que disfruté mucho mi embarazo, y mi maternidad. Pero a los dos años ya quería estar dentro de una cancha y volver a jugar. Lo fui haciendo, pero de a poco, armamos un equipo con amigas y jugábamos.

– ¿Cómo te dividís los tiempos? ¿Qué es la familia para vos?

– Sinceramente, puedo organizarme bien en este momento con el trabajo y el club. Mi familia lo es todo. Es mi motor, mi fuerza, es de quien me aferro cuando todo está mal.

– ¿Qué te gustaría para el futuro de tu carrera? ¿Y para el deporte?

– Poder festejar con mi equipo, como lo merecemos. Y lo que me gustaría que cambie en el handball, es que a nuestro deporte se le dé el lugar que merece, que este a la par de cualquier otra disciplina. No todo en la vida debe ser fútbol.

Por: Ezequiel Olivera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *