FACUNDO LUCHA POR SU VIDA, SIGUE EN TERAPIA INTENSIVA

El joven repartidor baleado el lunes por la noche en Ituzaingó, sigue en coma y con asistencia respiratoria mecánica.

Facundo Hambra, el repartidor de 22 años baleado en Ituzaingó norte el pasado lunes por la noche “continúa internado en terapia intensiva, en coma y con asistencia respiratoria mecánica”, según infirmó el parte médico.

“Su estado general es estable y su pronóstico es reservado”, dijo a Télam una fuente de la Dirección del Hospital Güemes de Haedo, donde se encuentra internado. Voceros del hospital agregaron los médicos están intentando reducir el edema que posee en su cabeza.

Hambra ingresó en la noche del lunes con una herida de bala en el cráneo, por lo que fue intervenido quirúrgicamente de urgencia. De acuerdo a los médicos, el paciente sufrió pérdida de masa encefálica y no se le pudo extraer el proyectil.

ASÍ LE DISPARARON A SANGRE FRÍA A FACUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *