“MI MAMÁ ES MI EJEMPLO DE ENTREGA Y AMOR POR EL CLUB”

Sector Prensa dialogó con Micaela Lozauro, la primera Jefa de Prensa en la historia de Deportivo Morón. La encargada de la comunicación del Gallo, habló de su sentimiento por el club, el recuerdo de su madre y los cambios para informar al hincha.

Micaela Lozauro, 23 años, hizo historia en Deportivo Morón, se convirtió en la primera Jefa de Prensa mujer del club en sus 73 años de historia. Por esto, Sector Prensa dialogó con ella para que nos cuente acerca de su historia y conocerla un poco más. Recordó su llegada al club, a su madre, quien falleció hace unos años y trabajó en la institución, y expresó su sentimiento por el elenco del oeste. También, explicó que cambios se vendrán al informar al hincha y la cuenta pendiente del Gallo con la inclusión.

SP: – ¿Cómo te llegó la propuesta para encargarte del Departamento de Prensa?

ML: – Después de trabajar en la campaña de Morón Unido, el equipo iba a sumarse al Departamento de Prensa que estaba conformado. Pero después de la decisión de Pablo Vázquez, ex Jefe de Prensa, de no continuar, Gabriel “Conejo” Mansilla me ofreció estar a cargo y comenzar a trabajar, con el apoyo de José Luis Chammah, en conjunto con la gente que ya estaba trabajando de forma excelente en el área.

– ¿Cuánta importancia tiene este cargo desde tu punto de vista?

– Es un cargo que requiere de mucho compromiso y dedicación, porque el socio merece saber todo lo que está pasando en todas las áreas del club. Pero con un equipo de trabajo como el que está conformado, todo es mucho más fácil, las tareas no recaen en una sola persona.

– Sos la primera Jefa de Prensa del Gallo, ¿qué representa para vos?

– Es un orgullo, en lo personal creo que cada mujer que ocupa un cargo importante sienta precedente y le allana el camino a las futuras generaciones de mujeres para que sientan que todas tienen la posibilidad de llegar a donde se lo propongan. Siempre destacando que no llegamos a estos cargos por nuestro género, sino por nuestras capacidades y porque nos formamos para esto. Pero vivímos en un contexto en donde hay que celebrar que se nos empiece a abrir el camino.

– ¿Qué es Deportivo Morón en tu vida?

– Es mi casa, mi familia. Es todo, todo lo que vivo está atravesado por Deportivo Morón, me despierto y me duermo pensando en el club, en que se puede mejorar. Es una forma de vida que no todos pueden entender, pero es algo hermoso.

– ¿Se van a ver cambios en la comunicación de la institución?

– Lo que nosotros nos pusimos como objetivo es que el foco empiece a posarse sobre las actividades y disciplinas del club, en la parte social que tanto se perdió, darle a conocer al socio y vecino todo lo que puede ofrecerle el club más allá del fútbol, sin desconocer la importancia que tiene, obviamente. Hoy en día hay muchos departamentos que están trabajando todos los días en el club. Ese trabajo tiene que mostrarse para que la gente sienta ganas de sumarse y hacer que el club crezca todos los días un poco más.

– ¿Deportivo Morón tenía una cuenta pendiente con respecto a la inclusión?

– Si, pero no sólo Morón, es algo más estructural, y más en el ámbito del deporte, son lugares que fueron siempre manejados por hombres, y Morón no era ajeno a esto. Hoy en día las puertas están abiertas para todos, el Departamento de Género e Inclusión es fundamental en este aspecto. Y sin dudas que estamos más representadas, tanto por Johanna Torres, nuestra vicepresidenta, como por todas las mujeres que incluyen la comisión y por todas las que trabajan día a día en el club.

– ¿Venís de una familia futbolera?

– Si, de hecho como la mayoría empezamos a ir al club por el fútbol, después mi mamá empezó a colaborar con el baby fútbol, después en prensa, y nosotros acompañabamos siempre. El club tiene algo que una vez que entrás, te enamorás, y querés estar todo el día adentro. Yo creo que ahora recuperamos ese espacio donde puede juntarse toda la familia como antes. Espero que más familias, como la mía que empezó a ir sólo por el fútbol, entren al club y se enamoren de todo lo demás.

– ¿Tenés a tu mamá como un ejemplo?

– Es mi ejemplo de entrega y amor por el club.

– ¿La extrañás? ¿Pudiste superar lo sucedido?

– La extraño cada día, mi mamá está en cada paso y decisión que tomo, siempre pienso en que haría ella.

– ¿Qué sentís al ver su nombre en el club?

– Es hermoso entrar a los playones y ver su nombre, que al lado esté lleno de nenes y nenas jugando y gritando, eso le encantaba a ella. La gente la recuerda con mucho cariño y eso me llena de orgullo. Ojalá, desde algún lado esté viendo todo lo que estamos haciendo.

– ¿Estás estudiando Licenciatura en Comunicación?

– Si, me recibí de periodista y me faltan doce materias para recibirme de licenciada en comunicación social en la Universidad Nacional de La Matanza.

– ¿Quién o quiénes son tus referentes en el periodismo?

– No sé si tengo un referente, en el periodismo, si tuviese que elegir a alguien sería a Angela Lerena. Es un ejemplo de profesional que supo hacerse lugar en el periodismo deportivo pero también muy comprometida con la sociedad. Fuera de eso, mi vieja, obvio.

– ¿Otro interés, además del periodismo?

– Soy empleada judicial, trabajo en un juzgado de familia, no tiene nada que ver con mi carrera, pero es muy difícil conseguir un trabajo estable en esta profesión, así que me hago el tiempo para trabajar a la mañana y a la tarde dedicarme a todo lo referido al club. Por eso es importante el trabajo en equipo, todos tenemos nuestros trabajos aparte y nos vamos organizando, dependiendo de los tiempos de cada uno.

– ¿Qué debe cambiar el periodismo y los clubes con respecto a género e inclusión?

– Es complicado, ambos son ámbitos históricamente machistas, pero hoy en día casi inevitablemente están cambiando. Se tienen que generar los espacios, eso es fundamental.

– ¿Recordás la primera vez que fuiste al club?

– La primera vez que fui a la cancha fue con mi abuela y mi hermano, después de insistir mucho para que me dejaran ir. Fue el 13 de diciembre de 2009, Morón contra San Telmo, empatamos 0 a 0.

– ¿Un momento de felicidad que tenga que ver con el Gallo?

– Obviamente, el 6 de junio de 2017 es uno de los más importantes porque es la primera vez que lo vi campeón. Pero hay muchísimos, los viajes de Copa Argentina con la familia y amigos son momentos que no voy a olvidar jamás.

– ¿Vivís cerca del club?

– Tengo la suerte de vivir a unas pocas cuadras, no me imagino viviendo lejos del club, voy y vengo caminando cuando quiero.

– Siendo chica de edad, ¿te gusta tener esta responsabilidad en un área tan importante?

– En lo personal es un desafío y me encanta, más allá de la responsabilidad, trabajar para el club que amo es algo impagable.

– ¿Se puede ir aprendiendo mientras ejercés?

– Totalmente, estoy rodeada de gente con mucha experiencia y años dentro del club, y todos los días se aprende algo nuevo.

– ¿Con qué Morón soñás a futuro?

– Sueño con un Morón con todos y todas adentro, que sea un espacio de encuentro de las familias y amigos, y creo que de a poco lo vamos a conseguir, vamos por el camino correcto. Obvio que futbolísticamente sueño con un Morón en Primera, pero si logramos ser un club de Primera institucionalmente, el ascenso va a ser una consecuencia.

Por: Ezequiel Olivera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *