MORENO: DETUVIERON A FALSO MÉDICO, “ATENDIÓ” A MÁS DE 500 PACIENTES

El sujeto llegó a ser director de una Clínica de Lavallol. Entre los atendidos por este médico trucho hubo menores de edad.  

Un hombre, que había robado una matrícula para ejercer la medicina ilegalmente, fue detenido en su casa de Moreno. En cuatro años, al menos 500 pacientes fueron atendidos por él, inclusive menores de edad, y hasta fue director de una clínica de Lavallol. 

Identificado como Carlos Alberto Murguia, atendía en su Centro Laboral Luzuriaga, en la calle Luzuriaga 200, ubicado en el distrito de Lomas de Zamora. Allí, tenía su título en una pared con el membrete de la Universidad de El Salvador. 

Este falso doctor atendió pacientes, formuló diagnósticos e hizo más de 500 recetas. Muchas de las personas eran menores de edad, ya que se “especializaba” en la neurología y la pediatría. 

El individuo fue detenido en la puerta de su casa, en Moreno, por los delitos de “ejercicio ilegal de la medicina” y “usurpación de títulos, en concurso ideal con el uso e instrumento público falso”. 

MORENO: DETUVIERON A ABUSADOR EN LA ZONA DE LA REJA

En el momento de la detención, Murguia llevaba consigo un maletín en el cual se encontraban tarjetas donde se presentaba como “socio gerente” de la clínica, sellos y hasta un estetoscopio. 

La orden de arresto fue dictada por el titular del Juzgado de Garantías número 4 de Lomas de Zamora, Sebastián Monelos, tras una investigación iniciada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 8 de Lomas de Zamora, a cargo de Javier Martínez, ayudante fiscal Alejandro Alleno por ejercicio ilegal de la medicina. 

Luego del arresto, se comprobó que la matricula era robada y le pertenecía a una mujer llamada Sabrina S. El sujeto llevaba ejerciendo desde 2018, fue apresado el viernes. 

Los investigadores relataron que “nunca estuvo en la Universidad de El Salvador ni en ninguna otra al menos cursando una materia vinculada a la medicina”. 

Murguia fue indagado, aunque se negó a declarar. Por su parte, los investigadores siguen juntado pruebas, buscando víctimas y testigos en su contra. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *