PADRE PACO OLVEIRA: “SI ELLOS NO CUMPLEN LA LEY, YO TAMPOCO VOY A CUMPLIRLA”

Francisco Paco Olveira habló acerca de la situación que vive con las empresas que brindan el servicio de electricidad.

Edenor junto a su tercerizada, SADE, dejaron sin servicio de electricidad a quienes estaban enganchados del mismo. El motivo, es porque no pueden tener el sistema prepago o convencional debido a que la empresa no aparece para conectarlos El Padre Paco Olveira, de la Capilla de barrio Eva Perón (Merlo), dialogó en el Tanke de Búnker sobre lo sucedido.

“El problema es que tenemos el sistema prepago, es inconstitucional. Es un sistema que se implementó en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, pero no se aprobó. En la época de Macri, no sólo se aprobó, se puso a todo a favor de las empresas. La ley marca que el usuario tiene el derecho de elegir que sistema quiere, el convencial, que durante la cuarentena no se podía cortar, o el prepago, que es como el celular. Las personas que pueden tener un subsidio, como una organización religiosa, al tener el sistema prepago, no podemos”, explicó.

“En el barrio no nos permiten elegir, entonces yo estoy en rebeldía. Si ellos no cumplen la ley, yo tampoco voy a cumplirlar. Hasta que no me pongan el sistema convencional, que pedí en septiembre de 2017”, advirtió.

Olveira, quien  alimenta a 500 chicos y también ayuda a otros con adicciones, contó como sucedió todo: “Yo llegué tarde, ya habían desconectado al centro comunal. Pero, no estaba llegando a mí casa que ya estaban por desconectar, ahí me planté. Les dije que no lo iba a hacer más. Si querían llevarme preso, la Policía estaba en la esquina, que lo hicieran. Si ellos no cumplen la ley, no me van a exigir. Ellos son los poderosos. El ENRE, el ente regulador, me está dando una mano”.

“Si viviera en otro lado, no tendría que pagar la luz. Los pobres debían pagarla en medio de una pandemia, donde no se podía trabajar. Esto está hecho para discriminar al pobre, si no tiene la plata, que haga fuego y prenda una vela”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *