jueves, mayo 30, 2024
DestacadasPersonajesSector Prensa Rock

«La Renga tiene el espíritu de seguir evolucionando y no repetirse a ellos mismos»

Marcelo Garofalo, saxofonista y sesionista de La Renga, contó cómo se realizó la serie de shows en Racing y anécdotas de la banda. Además, habló de sus proyectos y demás.

«Tienen el espíritu de seguir evolucionando». Así definió el saxofonista Marcelo Garofalo a La Renga, se desempeña como sesionista de la banda. El artista contó como es trabajar con el grupo de rock y la diferencia con otras bandas, también lo hizo para Los Ratones Paranoicos. «La Renga tiene una magia», dijo. Además, reveló que siempre se busca sorprender en las series de shows con la lista de temas, brindando detalles de lo hecho en Racing. Por otra parte, contó que es parte de un cuarteto de saxo y un proyecto de tango.

«Para el último caso, donde fueron cuatro recitales seguidos y hubo que cambiar los temas, aunque ellos son de cambiar la lista, se hizo una lista de 12 temas y se agregó los que tocamos siempre. Lo que pasa con La Renga, es que capaz te toca un tema que hace años no lo hace y hasta nosotros nos olvidamos la letra», contó en Radio Búnker 94.9, en «El Tanke de Búnker», sobre el trabajo con la banda en la previa de los shows.

«Hace trece años que estoy con ellos. Trabajé como sesionista en varias bandas de rock, y creo que La Renga es en donde más tiempo estuve. Con los Ratones Paranoicos también fueron un par de años. Pero ellos es como que se separan y vuelven, La Renga sigue y tiene una magia», sostuvo Garofalo.

Los géneros musicales en los que participa: «Me encanta el rock, pero no me dedico solamente a eso. También hago jazz, tengo un proyecto de tango, aunque el instrumento mío no es algo típico de ese género», indicó.

«Tengo un proyecto de varios años con un cuarteto de saxo, se llama ‘Chamuyo’. Siempre tocamos con invitados», agregó.

La diferencia de un recital en un bar y ante miles de personas: «Como compromiso, es lo mismo tocar en un bar para 30 como en un estadio, vas a sentir los mismos nervios. Pero en estos recitales tan grandes (Racing), nosotros tocamos vientos, el clima influye muchísimo en nuestros instrumentos. Si hace calor es complicado, porque la afinación sube. Si hace frío es peor, la afinación baja. Nuestro trabajo es, capaz, estar siete temas sin tocar y entrar en uno con la banda súper aceitada, tocando en un volumen que no es acorde. A veces tenemos que estar atrás y tocando entre nosotros, calentando los instrumentos», explicó.

¿Participó en la serie de recitales en Avellaneda con líneas de fiebre?: «Fue entre los recitales. El miércoles, entre los recitales del martes y jueves, terminamos tarde y me levantó fiebre. Ponemos mucho esfuerzo en hacer esto, había cansancio. Al otro día estuve bien gracias al médico, hicimos de todo para que se pasara en un día», detalló.

El show de Los Ratones Paranoicos en el hipódromo: «Ellos se habían separado unos años, y esa fue la vuelta. Lo que tuvo de particular ese recital, es que se grabó un DVD, un disco en vivo. Tiene versiones de temas que no tenían viento, ahí le pusieron», destacó.

La anécdota con La Renga: «Tocábamos en el Único de La Plata, fue el año pasado eso, en una serie de tres shows, y se probaba sonido a las seis de la tarde. La primera vez que fui, salí 16:30 y llegué re temprano. Entonces, la segunda vez dije ‘voy a buscar a mis nenas a Palermo y de ahí nos vamos’. Una salió 17:45hs, no sé que camino agarré, y se me hizo un tráfico. A las 17:45hs estaban todos listos, yo no estaba ni a mitad de camino. Empecé a recibir llamados de nuestro jefe amigo, después el asistente. Terminé llegando una hora tarde al estadio, con mis nenas para colmo, y me estaba esperando en la puerta el asistente de vientos. Los camarines estaban tan lejos, había que subir y bajar escaleras, como a dos cuadras del escenario. ‘Chizzo’ y ‘Tanque’ ya estaban en camarines. Le avisan a los chicos, y los dos genios bajaron y probaron un par de temas», contó.

«Después del show uno se relaja, sobre todo los chicos de la banda. En un momento me encuentro en el camarín con ‘Chizzo’ y ‘Tanque’ y les pido disculpas. Entonces ‘Tanque’ me dice no, vos no tenés que cumplir más horario, podés venir a la hora que quieras», agregó.

La evolución de la banda: «Ese es el espíritu que tienen, seguir evolucionando y no repetirse a ellos mismos. También, seguir creciendo de acuerdo a las influencias y buscando nuevos sonidos. El último disco tiene mucho de electrónico, aunque es muy rockero. Y la composición, siempre buscan y quieren algo nuevo», remarcó.